Dulces y más dulces...Navidad, Reyes Magos, Pascuas, Rosh Hashana, Pesaj, Shavuot...las recetas que más nos gusten para compartirlas. La imagen es de unos ricos Arbolitos de Avellanas de Emi Pechar

sábado, 15 de noviembre de 2008

Gastronomia Finlandesa




La gastronomía finlandesa

Escrito para Virtual Finland por Anna-Maija Tanttu,periodista especializada en gastronomía.

Los finlandeses siempre tienen algo por lo que vale la pena esperar. El verano es sin duda la estación que se espera con mayor ansiedad, pero las otras estaciones del año también tienen sus exquisiteces y tradiciones culinarias.


Fiestas y especialidades de temporada

Enero es el mes para deleitarse con huevas de lota y con unos crepés algo gruesos de origen ruso llamados "blinis" servidos con nata agridulce montada y cebolla picada.
Muchos consideran que la mejor delicadeza invernal es la sopa de lota. La sopa típica de la región de Kainuu, en el Nordeste del país, se compone de un caldo claro, patatas, mantequilla derretida y cebolla picada. (Por lo general, a las sopas finlandesas de pescado, incluso a la de salmón, se le añade leche o nata).

Febrero es el mes más frío y es una invitación a comidas contundentes: guisos, estofados, sopas calientes de carne, pescados, repollo, salchichas o guisantes.
Los jueves es el día de la sopa de guisantes, en todo el país y durante todo el año. Ese día esta sopa se sirve en restaurantes, comedores, cuarteles, colegios, guarderías y en el grupo familiar. Como postre a la sopa de guisantes se sirven crepés con mermelada.
El 5 de febrero, con motivo del día de Runeberg, poeta nacional de Finlandia, se venden en las pastelerías unos pasteles que llevan su nombre.

Entre febrero y marzo, el martes, un día antes del miércoles de cenizas y el comienzo de cuaresma, niños y adultos van a deslizarse por la nieve. Este día tiene su propio buñuelo llamado laskiaispulla y cuyo interior contiene mazapán y nata montada.
Laskiaispulla – buñuelo de mazapán y nata
Mämmi – púdin con sabora malta cocido al horno

En marzo y abril La Semana Santa anuncia la llegada de la primavera. La especialidad finlandesa para esta ocasión es "mämmi", una especie de púdin con sabor a malta cocido al horno. En la mesa de Semana Santa se dan cita el cordero, el pollo y los huevos, así como algunos manjares procedentes de la tradición ortodoxa como son los "pachá", "kulitsa" y " baba". Los niños esperan los huevos de chocolate Mignon: cáscaras auténticas de huevo rellenas con chocolate fino.

Los peces desovan durante los meses de abril y mayo. Como en este periodo se capturan fácilmente con frecuencia la mesa ofrece percas, bremas y lucios.

Tippaleipä – especie de pastel del primero de mayo

En Finlandia el primero de mayo es un día de carnaval "Vappu", fiesta de la primavera y de los estudiantes. Las bebidas típicas son: una aguamiel llamado sima y el vino espumante finlandés hecho de grosella blanca y de uva espina. Estas bebidas se acompañan con un dulce similar a los churros con aspectos de un ovillo y que lleva por nombre "tippaleipä".

La esperada temporada de verano comienza a principios de junio. Esta fecha también marca el comienzo de la migración de los finlandeses desde los centros urbanos a las cabañas de campo junto a los lagos, ya sea por el fin de semana o por un periodo largo de vacaciones. Si el tiempo lo permite, el finlandés pasa el verano al aire libre, junto a su barbacoa y humeando carnes o pescados, estos lo acompaña con lechugas, hierbas de su hurto y patatas nuevas.

Durante el verano la sauna se usa constantemente. Al salir de la sauna recalentada, el veraneante finlandés se zambulle directamente en el lago y termina el ritual del baño con salchichas y cerveza. En el último decenio la sidra ha ganado mucha popularidad. Irónicamente se dice que la salsa tipo bolongese simboliza la comida finlandesa, lo mismo pasa con la bebida. La cerveza tipo lager es la favorita para después de la sauna. El secreto de la lager finlandesa se esconde en la excelente calidad del agua, óptima cebada y una larga tradición en el arte de la fabricación de cerveza. Esta bebida se fabrica también en pequeña cervecerías e incluso hay algunos restaurantes que tienen su propia método de fermentación con venta directa al público. También es digna de atención la bebida tradicional finlandesa llamada "sahti" elaborada a partir de la fermentación de cereales.

A medida que transcurre el verano, maduran las fresas y de igual forma llegan al mercado las deliciosas patatas nuevas, del tamaño de la yema de un dedo. Estas patatas se sirven calientes saliendo del hervor con un poco de mantequilla y eneldo fresco. Con el ruibardo tierno se preparan tartas de ensueño

San Juan

La fiesta más importante del verano es San Juan. Las hogueras se reflejan en las aguas tranquilas de los lagos o del mar. Este escenario, combinado con buena comida puede dar origen a veladas inolvidables; hay por supuesto salchichas, queso especial de San Juan, pescado ahumado, crepés...

En julio, los puestos de los mercados rebosan de guisantes, fresas, arándanos azules, camemoros árticos, pepinos y tomates, todo en su punto, madurados por días soleados interminables. Con la verdura fresca cocida en leche se hacen las deliciosas sopas veraniegas, seguida de bayas con leche, nata y cuajada.

Las reuniones en torno a una taza de café siguen siendo un ritual importante en la vida de los finlandeses.

La cúspide gastronómica del verano es el inicio de la temporada de los cangrejos de río, el 21 de julio. Muchos finlandeses residentes en el extranjero programan su llegada al país para estas fechas para así poder disfrutar con sus amigos en torno a los cangrejos de río con sabor a eneldo.

Augosto es la época de cosechas. El mar ofrece arenques del Báltico y platijas, mientras que los pantanos y praderas ofrecen patos silvestres a los cazadores. También es la época de aventurarse en los bosques y llenar los cestos setas, producto de una cosecha magnífica de cantarelas, boletos, níscalos...

Uno de los derechos inalienable de los finlandeses es que todos pueden entrar en los bosques y abastecerse de tantas setas y bayas como crea necesario. 
En los bosques crecen una infinidad de variedades de setas y las mejores recetas para prepararlas pasan de generación en generación.

En septiembre, los colores que irradian del bosque son fulgurantes. Los arándanos rojos parecen imponer su supremacía, mientras que en las tierras pantanosas lo hacen los arándanos árticos.
La vida en las ciudades costeras se anima en torno a los mercados del pescado. Los mostradores están a rebosar con pescado fresco, salado y ahumado; con panes además de medias y guantes de lana para hacer frente al invierno que se a vecina. Las patatas están en su mejor época.

En octubre, el tímalo, la farra y el arenque del Báltico ofrecen sus huevas a los amantes del buen paladar. El caviar rojo finlandés está entre los mejores del mundo. Los cazadores de alce se reúnen en partidas de caza mientras que los de perros de los cazadores de liebres esperan impacientes correr tras su presa. El estofado de cordero con repollo es muy sabroso. En esta época, los domingos, el asado de cordero se prepara a fuego lento.

El período anual de las tinieblas comienza en noviembre, pero a su vez es el anuncio de la llegada de la Navidad. Ya en noviembre uno puede encontrarse con parranderos celebrando la pequeña Navidad; una fiesta generalmente costeada por las empresas o empleadores y es como una anticipación a la indulgencia de Navidad.

La mesa de Navidad

Diciembre es una temporada para dedicarla a los amigos. Con un régimen de puertas abiertas, la gente invita a sus amigos a beber "glögi", una bebida caliente basándose en especias, grosella negra y vino tinto. Los restaurantes incluyen en sus menús platos de Navidad, mientras que entre amigos y compañeros de trabajo se acostumbra a celebrar una comida prenavideña.

El bufete navideño contiene arenques, salmón, jamón, salchichas, patés y guisos.
Otro componente típico es el bacalao hervido, curado anteriormente con una solución de lejía, y servido con salsa bechamel, mantequilla derretida y patatas, todo salpimentado.

Los tradicionales postres de Navidad contienen ciruelas como principal ingrediente. Así, los pasteles navideños se rellenan con mermelada de ciruelas.
Otra golosina de Navidad son los pasteles de jengibre cuyo aroma característico llena la cocina.