Dulces y más dulces...Navidad, Reyes Magos, Pascuas, Rosh Hashana, Pesaj, Shavuot...las recetas que más nos gusten para compartirlas. La imagen es de unos ricos Arbolitos de Avellanas de Emi Pechar

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Reunion familiar

Pavita, cerdo, pollo y frutos de mar, todo pensado para una noche especial. Con las recetas de Gabriel Oggero (restaurante Crizia) podrá agasajar a la familia y los amigos. Una cena inolvidable.

La cena navideña tiene sus tradiciones, pero a lo largo de los años, los platos fueron adaptándose a los gustos y costumbres nativas.

Con esta premisa, Gabriel Oggero armó un menú con los clásicos ingredientes festivos, pero muy fáciles de preparar.
Además, estas seis recetas están pensadas para que el cocinero o cocinera de turno se luzca ante los invitados y, al mismo tiempo, no se encadene a la cocina.
Así, la infaltable pavita, que lleva horas y horas de cocción, se resuelve con blanco de pavita que se puede comprar cocido. Y en lugar del típico lechón, Gabriel usa un corte de cerdo que requiere menos horas de fuego, como la bondiola.
Ideas simples y ricas.
Para planificar la cena de Nochebuena, Oggero recomienda no olvidarse del clima. Porque Papá Noel lleva mucho abrigo, pero en estas tierras se muere de calor.
Por eso, nada mejor que una entrada fresca, como la ensalada de frutos de mar y maracuyá.
Que puede prepararse con centolla, camarones o salmón rosado, según el presupuesto familiar.

También se puede usar salmón o trucha ahumada.
Otra entrada ideal es la pavita con ensalada de manzanas verdes, higos frescos fileteados y una crema de leche ligera como aderezo.

Para mayor comodidad, los platos principales se pueden preparar el día anterior. Y una sugerencia: no se preocupe si no consigue el corte indicado en cada receta.

Tanto el chutney como la guarnición de papines, portobellos y espárragos se pueden combinar con diferentes cortes de cerdo o ave.

Como anticipo a la larga mesa dulce que rodea al brindis, dos combinaciones de helado y fruta. Son postres livianos, que dejan lugar a los turrones, pandulces, burbujas y deseos que les siguen.

El sorbete de pomelo y arándanos se puede preparar con otros sabores de helado de agua, pero siempre se debe elegir un gusto ácido para que el resultado sea fresco y digestivo.

En góndolas se consigue de limón, mandarina, kiwi o frambuesa, entre muchas opciones. Y en el caso del postre con fruta y almíbar de jengibre, el helado de crema se puede reemplazar por otro que sea de agua, como helado de frambuesas o de frutos rojos.


» Frutas con jengibre y cointreau

» Sorbete helado de pomelo y arandanos

» Ensalada de frutos de mar y maracuya

» Pollo de campo con provenzal

» Bondiola de cerdo con batatas asadas

» Pavita con mango y castañas

Fuente: Ollas&Sartenes

1 comentario:

La terapia de Rafaela dijo...

Excelente menú, se me hace agua la boca... además con sabores viejos en platos nuevos. me encanta. besos